Sicariato en San Fernando sería por disputa familiar de siete apartamentos y otros negocios

Lo que se logra ver en lo videos que circulan en redes sociales es que todo estaba fríamente calculado. Eran las 5:47 de la tarde del jueves cuando un sicario bajó de una moto y muy sigilosamente analizó el panorama.

Vestía pantalón negro, camiseta y gorra blanca y su compinche, quien conducía la moto, se puso detrás de un vehículo. Allí lo espera para emprender la huida. El reloj cambió a las 5:49 y tras disparar una sola vez desde mitad de una calle con doble sentido, le dio directo en la cabeza a su víctima. Enseguida se montó en la moto y huyó.

Fue certero. Algunos dicen que el sicario disparó desde unos 15 metros. Aprovechó que su víctima salió a la terraza de su casa y sin titubear le disparó. Todos los que estaban en el sector Nueva Delhi, del barrio San Fernando, quedaron asombrados.

La Policía identificó a la víctima como Néstor de Jesús Cárdenas Correa, de 67 años y natural de Itagüí, Antioquia.

Sobre este caso en particular, el comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, general Henry Sanabria Cely, explicó que en la familia del difunto hay una disputa por varios predios. Se conoció que Néstor Cárdenas tenía siete hijos y desde hace muchos años vivía en Cartagena.

“Había contraído matrimonio con una persona con quien ya no convivía y del cual hay varios hijos. En este momento -relató el comandante- hay una disputa no solo por un establecimiento abierto al público, sino también por otro inmueble conformado por siete apartamentos, actividades comerciales y bienes raíces”.

El oficial agregó que todas esas informaciones están en poder de lo investigadores, además de los videos de los sicarios y de la ruta que tomaron, por lo que esperan dar con los responsables de este homicidio.

Algo que ha llamado la atención de quienes han visto el video del asesinato es lo certero que fue el sicario al disparar desde una distancia considerable. “El sicario es una persona muy diestra en el manejo de armas”, apuntó el general, destacando que ya hay información valiosa para dar con su captura.Sin amenazas

Hamilton Cárdenas Montoya, uno de los hijos del difunto, indicó que su padre no tenía amenazas de ningún tipo y afirmó que era un señor que siempre se dedicó al oficio de conductor. Relató que en estos momentos no estaba trabajando por la pandemia del coronavirus.

Sobre la muerte de su padre, sostuvo que “me atrevería a asegurar que a mi papá lo llamaron. Él estaba adentro de la casa y justo cuando sale hacia la tienda llega el sicario y le dispara”. Reiteró que su difunto padre nunca expresó tener enemigos de ningún tipo y dijo que lo que espera es que las autoridades den con los responsables para que se sepa toda la verdad.

Deja un comentario