Estudiantes de Cartagena no volverán a los colegios el 15 de julio

La Secretaría de Educación explicó a la plenaria del Concejo que por directriz del Gobierno Nacional todas las instituciones educativas deben entrar a la presencialidad, con algunas excepciones tales como: la imposibilidad de garantizar el distanciamiento físico en las aulas y los alcaldes, gobernadores o la misma institución determine el regreso a la virtualidad por incremento en la curva de contagio.

Además de cumplir con ciertas condiciones como el adelantamiento de la vacunación a personal docente y administrativo. La secretaria explicó que para el día 15 de este mes estas condiciones no están plenamente cumplidas, por lo que la fecha tentativa de regreso ha sido corrida para días posteriores.

Carlos Carrasquilla, subdirector técnico de talento humano de la dependencia, ilustró que en el marco del plan nacional de vacunación se han aplicado 2442 dosis al personal del sector educativo oficial y 1642 al no oficial, llegando a un total de 4084 totales aplicadas en los puntos dispuestos por la secretaria, representando un porcentaje de avance del 38% de vacunación en el sector educativo de la ciudad. Es decir, no se cumple con la vacunación pero sí con la ocupación de camas UCI que es del 80%.

El funcionario aclara también que esta cifra puede variar por las dinámicas del plan de vacunación, ya que mucho personal del sector educativo estaba inscrito en otras fases y se han vacunado en otros puntos, dando, así como resultado que no se tenga con claridad el total real del personal educativo al que se le ha aplicado el biológico. Finalmente, bajo directrices nacionales, la vacunación no es de carácter obligatorio, pero es un elemento fundamental para el retorno a clases; en caso de que un docente o administrativo, bajo su autonomía decida no aplicarse las vacunas igual deberá retornar a la presencialidad.

El ingeniero Juan David Mendez presentó el diagnóstico de la infraestructura educativa de la ciudad. El resultado de este diagnóstico, realizado en convenio con la Universidad de Cartagena, dio como resultado que, debido a los riesgos naturales propios de la ciudad, el 91% de las instituciones son susceptibles a inundaciones y 17% a deslizamientos.

También arrojó que varias se encuentran en edificios con muchos años por lo que no cumplen con las normas actuales, como las de sismo resistencia. También se determinó que muchas de las sedes educativas del distrito no cuentan con el espacio apropiado para garantizarle a cada estudiante el distanciamiento requerido.

En el año 2020 se realizó una inversión total de casi 3 mil millones en dotación mobiliaria, baterías sanitarias y transferencias a instituciones educativas, con el fin de garantizar el regreso a clases presenciales.

Deja un comentario