Notice: Constant automattic\jetpack\extensions\social_previews\FEATURE_NAME already defined in /home/ahorain/public_html/wp-content/plugins/jetpack/extensions/blocks/social-previews/social-previews.php on line 14
▷ Su familia asegura que le sacaron la lengua y los ojos en la Cárcel de Ternera 【AHORA IN】

Su familia asegura que le sacaron la lengua y los ojos en la Cárcel de Ternera

Eduardo Luis Castro Vallejo, el preso de la Cárcel de Ternera cuya muerte está envuelta en una historia de misterio y horror, y de quien su familia asegura que lo torturaron sacándole los ojos y cortándole la lengua, comenzó su carrera criminal desde muy joven.

En diciembre de 2011, y con solo 21 años, la Policía de Cartagena lo presentó en ese entonces como un “sanguinario sicario al servicio de la banda delincuencial ‘los Paisas’.

A Castro Vallejo, alias ‘el Rastry’, lo capturaron a finales de ese año por estar presuntamente involucrado en al menos tres homicidios ocurridos en la capital de Bolívar entre el 2009 y 2010.

Una de sus víctimas sería Bladimir Zetien Castro, asesinada en mayo de 2010 en el sector Nuevo Porvenir, del barrio Olaya Herrera. ‘El Rastry’ presuntamente mató a Zetien porque este accidentalmente le dio un balazo en la mano.

La Policía recopiló suficientes pruebas para judicializar a Castro Vallejo por ese crimen, pero el joven escapó rumbo a Bogotá antes de que pudieran aprehenderlo.

En noviembre de 2011, y creyendo que la Policía ya no lo buscaba, ‘el Rastry ‘ regresó a Cartagena para pasar Navidad y Año Nuevo en su casa. Los investigadores le siguieron la pista y lo encontraron jugando billar en el barrio Los Alpes.

El joven tenía en su poder un changón, calibre 12 milímetros, y dos cartuchos. Fue capturado por el delito de fabricación, porte y tráfico de armas de fuego.

En la audiencia, la Fiscalía también le imputó el delito de homicidio. Castro Vallejo, que según la Policía es sicario desde los 17 años, fue asegurado por un juez de Control de Garantías, que ordenó su trasladado a la Cárcel de Ternera.

Dos semanas preso

Su nombre volvió a ser noticia esta semana, tras su misteriosa muerte en la Cárcel de Ternera. Su familia asegura venía padeciendo de una grave enfermedad, pero dicen que habría fallecido en un acto violento que necesita ser esclarecido por parte de las autoridades. 

Explican que al interno lo asesinaron y le fueron extraídos sus ojos, la lengua y dientes, situación que para ellos es indignante y los responsables deben responder. Contaron que Castro Vallejo, de 30 años, lo llevaron a un centro asistencial por una supuesta sobredosis con sustancias alucinógenas, y murió. Manifiestan, sin embargo, que desde la funeraria donde se hicieron cargo de la preparación del cuerpo les informaron que Medicina Legal certificó la muerte de Eduardo Luis como violenta.

‘El Rastry’ estaba sindicado de hurto y porte ilegal de arma de fuego. Residía con su familia en el barrio Olaya Herrera, sector Playa Blanca, y desde hace dos meses había ingresado a la cárcel de Ternera.

Deja un comentario