Cayó narcotraficante que acababa de comprar una casa de 5 mil millones en Barú

| , |

Alias “Plástico” estaba descansando en una mansión que había comprado recientemente en $5.000 millones. La Policía confirmó que se hizo 3 cirugías en el rostro para cambiar su apariencia.

Jorge Eliécer Castaño Toro, alias “Plástico” uno de los financiadores de la región del Urabá con mayor poder en la organización criminal Clan del Golfo fue capturado por la Dijin mientras descansaba en una lujosa mansión de la isla de Barú, en cercanías a Cartagena.

El narcotraficante había comprado la lujosa casa unas semanas atrás en $5.000 millones según quedó grabado en una de las interceptaciones telefónicas que le hizo la Policía. Así fue como se dio su captura. Hace meses, la Policía y la DEA comenzaron a rastrear los teléfonos de Plástico tras despertar el interés de las autoridades por las altas cantidades de droga que enviaba a Centroamérica y a Estados Unidos. Movía hasta ocho toneladas al mes.

El seguimiento le permitió a los investigadores enterarse de que “Plástico” se hizo tres cirugías en la cara para que su apariencia fuera distinta a la foto con la que lo buscaban las autoridades: se estiró el mentón, se engrueso la nariz y se modificó los pómulos y los párpados. La última intervención se la hizo hace nueve meses.

Mediante las interceptaciones, las autoridades establecieron el poder que tenía dentro de la organización criminal dado que es uno de los hombres que hablaba directo con el jefe máximo Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”. Escaló en importancia dentro de la banda gracias a que enmarcó rutas para sacar la droga que no reñían con las controladas por el Eln ni por las disidencias de las Farc. Su área de operaciones delincuenciales era Titumate (Acandí), San Francisco y Tribugá, Chocó, desde

A Barú llegó en un avión privado con su lugarteniente, Darwin Abad Sierra, alias Número 17, quién también fue capturado y de quien las autoridades especifican estaba próximo a ser nombrado jefe del Clan del Golfo en los Llanos.

En Barú lo hallaron con un séquito de mujeres que trajo desde Chocó; en la casa las autoridades le hallaron una colección de motos BMW, un carro de alta gama, un jeep, armamento, visores nocturnos y drones de vigilancia para reforzar su esquema de seguridad; ni eso ni las cirugías en su casa le sirvieron para que fuera capturado ayer martes a las 7 de la mañana.

Noticia Anterior

Hace 40 años a Colombia no le marcaban 4 goles en el primer tiempo

Esta era la pareja que fue arrastrada por la corriente en San Pedro

Noticia Siguiente

Deja un comentario