Este es el único cine habilitado para funcionar en Cartagena

La pandemia del COVID-19 llevó al cierre temporal de todas las salas de cine en Colombia. Documentales y grandes estrenos fueron postergados mientras se cumplía la fase de aislamiento obligatorio en casa. Desde entonces los empresarios y representantes de esta industria comenzaron los preparativos para retomar la atención a clientes desde este 26 de noviembre.

Las compañías Cinemark, Cinemas Procinal, Royal Films y Cinépolis anunciaron que la industria ha unificado esfuerzos para retomar operaciones “acatando los protocolos de bioseguridad establecidos por el Gobierno Nacional para la denominada fase de aislamiento selectivo inteligente”. 

En Cartagena, la operación de cines está autorizada desde el 1 de septiembre previa inscripción en la página de Adapta y Reactiva de la Alcaldía de Cartagena. Sin embargo y como lo había anunciado este medio, a la fecha solo Cinety S.A.S (Procinal) es la única empresa inscrita, es decir el cine del Centro Comercial La Plazuela.

“El único requisito es que estén inscritos en la plataforma de Adapta y Reactiva, con todos sus documentos, incluido las medidas del Ministerio de Salud, y los protocolos de bioseguridad para la apertura de cines”, explicó María Claudia Peñas, asesora para la reapertura del Distrito.

Destacó que cada empresa tiene libertad de abrir lo que considere pertinente “siempre y cuando cumpla con los protocolos exigidos por el Ministerio de Salud para esta actividad de recreación”.

Sobre los protocolos de bioseguridad

Al respecto, el Ministerio de Salud Y Protección Social mediante Resolución 1746 de 2020 entregó nuevos parámetros de bioseguridad para la prevención de la transmisión de la COVID-19 en salas de cine, teatros, autocines y autoeventos.

Entre los aspectos a destacar está la disposición de sillas y grupos de personas, así como el manejo de alimentos.

“Los grupos familiares o de personas que residan en la misma vivienda podrán utilizar máximo cuatro sillas o espacios continuos, guardando el distanciamiento de dos metros con otros grupos de espectadores y asistentes”, indicó Claudia Cuéllar, directora (e) de Promoción y Prevención.

– Para los servicios de alimentos y bebidas se autoriza la venta presencial, además de la virtual, conservando el distanciamiento físico de dos metros entre personas. Además, los alimentos y bebidas comprados por los asistentes se deben entregar empacados, de tal manera que no estén expuestos al medio ambiente mientras los asistentes transitan hacia su ubicación.

– Los espectadores no deben ingerir alimentos en ningún otro lugar diferente a su asiento o ubicación, ni caminando. Es responsabilidad de los operadores del evento garantizar lo anterior y que en los lugares donde se realice la actividad escénica, en las que se cuente con barras especiales para el consumo de alimentos se cumpla con el distanciamiento de dos metros entre los consumidores.

– Está prohibido el consumo de bebidas embriagantes en salas de cine, teatros, autocines, autoeventos y otras infraestructuras de las artes escénicas.

– Debe ser constante la limpieza y desinfección con soluciones que tengan actividad virucida en las zonas de alto tráfico de asistentes y trabajadores, como taquillas, auditorios, sillas, baños y áreas de expendio y consumo de comidas y bebidas.

Habrá regulación y demarcación de zonas de ingreso y evacuación, en las que las filas mantengan una distancia mínima de dos metros entre personas para evitar aglomeraciones. – De igual manera, las locaciones deben seguir dotadas de manera permanente y suficiente de agua potable, jabón líquido y toallas desechables para el lavado de manos, entre otras disposiciones.

Deja un comentario