Indignación por heridas que produjo un sujeto ebrio a una niña de 11 años con una botella

Un caso tiene indignados a los habitantes de El Pozón, luego que miembros de la Policía Nacional llegaran a una vivienda para llamar la atención de un hombre que tenía el equipo de sonido con un fuerte escándalo y eso tenía alterada la tranquilidad de los vecinos.

Lo que se conoce de este hecho, sucedido el fin de semana, es que José Gregorio Acosta Hernández, de 33 años, al no obedecer el llamado de los uniformados para bajar el volumen, en un presunto estado de ebriedad, comenzó a lanzar botellas a todos lados.

Esas botellas impactaron en el rostro a una niña, de 11 años, quien quedó con una herida que le desfiguró el rostro y otra en el cuello. La pequeña cayó al piso y luego fue llevada a un centro asistencial, donde tuvieron que cogerle puntos.

“Llegó la Policía y el tipo comenzó a tirar botellas por todos lados. Fue así como le dio a la niña”, dijo un testigo.

El sujeto fue capturado en flagrancia por los policías que atendieron el caso y fue puesto a disposición de la Fiscalía, bajo Noticia Única Criminal FPJ-2-00364. Sin embargo, horas después fue dejado en libertad porque no se aportaron las pruebas que lo vincularan a este lamentable suceso, que ha provocado el rechazo de la comunidad.

Entre los vecinos de la pequeña y sus familiares hay indignación porque a pesar de que fueron miembros de la Policía los que lo sorprendieron en esa actitud, quedó en libertad.

Deja un comentario