Hombre se masturba y muestra genitales a vecinos de El Socorro

La sede Emiliano Alcalá de la Institución Educativa Soledad Acosta de Samper, conocida popularmente como el Techo Rojo, cumplió en el 2020 sus primeros 50 años de fundación. Sin embargo, la celebración no pudo ser por lo alto debido a la coyuntura del COVID-19. Y eso no fue lo peor, pues desde finales de año comenzaron a presenciar escenas obscenas por cuenta de un individuo que empezó a ubicarse en las afueras del colegio.

Los residentes del Plan 500 A del barrio El Socorro contaronque el hombre llega casi todos los días al sitio a consumir drogas y una vez pierde la noción de la realidad empieza a masturbarse y a enseñarle su miembro viril a las personas que transitan por esa acera, especialmente a las mujeres.

Los denunciantes, que pidieron reserva de su identidad por seguridad, aseguraron que el sujeto también vive en El Socorro y no es habitante de la calle ni sufre ninguna enfermad mental.

“Él viene casi a diario y se droga, a veces fuma marihuana y otras veces consuma otras cosas. Después de eso se pone loco, se orina, se defeca en el suelo y hasta se masturba. Nos hemos cansado de llamar a la Policía pero no le hacen nada, las veces que vienen lo único que hacen es ahuyentarlo y ya, no lo detienen ni lo sancionan. Tenemos fotos, tenemos evidencia de todo lo que hace y nada ha servido para que lo saquen de aquí. Eso que él hace es muy delicado, es horrible”, expresó una vecina.

Piden sanción ejemplar

Los afectados agregaron que al principio lo enfrentaban para que dejara de comportarse así, pero recibían groserías y hasta amenazas graves, razón por la cual dejaron de encararlo y pusieron la situación en manos de las autoridades.

“Él no es ningún loco, es un tipo normal que se droga y una persona así es peligrosa, la gente le tiene miedo, ya nadie se atreve a decirle algo”, añadió otra moradora.

En el Plan 500 A le piden a la Alcaldía y a la Policía que intervengan cuanto antes en la situación, pues dentro de un par de semanas regresan las clases presenciales en el colegio y temen que los niños queden expuestos a los olores de la droga que consume el sujeto o vean sus partes íntimas.

Deja un comentario